Comienzos

Nació con la esencia andalusí, bajo el nombre de Al-Kareni y desde sus inicios ha servido a los paladares más exóticos de Zaragoza. Un entorno único dónde se pueden encontrar reliquias y tesoros traídos de todos los rincones del mundo. Entrar en ALKARENI’S BAZAR es como viajar al lejano Oriente, desde Nueva Delhi hasta Isfahan, pasando por Jerusalén. Siente el olor a especias de las callejuelas del Gran Bazaar de Estambul y disfruta de un té a la menta bajo la melodía de Umm Kulthum.

Una Nueva Etapa: Parón y Cambio de Destino

Con mas de 20 años de historia y tras unos meses de descanso, volvemos con ALKARENI’S BAZAAR para ofrecer una propuesta viajera a través de una carta renovada que mantendrá algunos platos estrellas de la anterior etapa como son las “Patatas a la Menta”, el “Berenjimiel” o las diferentes versiones de “Cuscús” y nuevas sugerencias para los trotamundos más urbanos.

Bajo el marchamo de cocina perfumada, el viaje incluye paradas a lo largo de la cocina de la ruta de la seda, con influencia de la cocina colonial y llegando incluso a los sabores mestizos del Yucatán como es el Bao Pibil (una receta deliciosa de cochinilla Pibil). Platos como el Curry Laksa, habitual en el sudeste asiático, pollo en Tandori o Teriyaki en formatos tapa o en raciones para compartir, y postres como el Molotov, de origen portugués.

Novedades

Otra de las novedades es que ALKARENI’S BAZAAR ofrecerá muchos de los artículos de decoración distribuidos por el restaurante para su venta. Es decir, se podrá comer y se podrá comprar. Además, se incorpora una pequeña carta de cócteles. Por último, un domingo al mes, las puertas de Alkareni’s Bazaar se abrirán para disfrutar de un vermut con compras y delicias en miniatura.

​Y para no aburrirse de viajar,  la idea es que cada mes haya varias propuestas internacionales diferentes.  Es más, para que podamos degustar muchas más especialidades, estarán disponibles por tapas, para tomar en el acogedor hall del restaurante, o por platos para compartir en las mesas del salón principal. Incluso se podrá reservar por grupos el salón privado para eventos cerrados, con el menú acordado previamente. Y también fuera de lo que es su horario comercial se podrá alquilar para  cocinar a puerta cerrada convirtiéndolo en un txoco con mucho encanto.